Volver a Grupos

Catequesis Confirmación

CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN:

La parroquia de San Juan de la Cruz y San Vicente de Paúl organiza actividades de grupo para la preparación del sacramento de la confirmación.
¿Qué es el sacramento de la Confirmación?
Hch 2, 1-4 “Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente, se produjo desde el cielo un estruendo, como de viento que soplaba fuertemente, y llenó toda la casa donde se encontraban sentados. Vieron aparecer unas lenguas como llamaradas, que se dividían, posándose encima de cada uno de ellos. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía manifestarse.”
Valores que se extraen de este texto:
  • Comunidad.
  • Fuerza.
  • Espíritu.
  • Esperanza.
La fiesta de Pentecostés congregaba en Jerusalén a muchos judíos de todo el mundo. El libro del Levítico relata la instauración de la festividad y el modo en que debía procederse a la ceremonia. Conocida mayormente en la Biblia como la fiesta de las primicias, su connotación espiritual es el fundamento de su consagración como fiesta santa. El ofrecimiento de los primeros frutos y la gavilla de las primeras espigas de la cosecha, representa el reconocimiento de Dios como proveedor de todas las cosas y como el Señor de su pueblo; supone la reclamación por parte de Dios de su pueblo, como hijos suyos y como pueblo escogido. Es en este escenario de universalidad, cuando el Espíritu Santo que Jesús había prometido, desciende sobre la primera comunidad cristiana bajo los signos del viento impetuoso y las llamaradas ardientes: nace la Iglesia, nuevo pueblo de Dios. Es el mismo nacimiento que se da en cada uno de nosotros mediante el bautismo y la confirmación.
Los múltiples idiomas superan la antigua separación de Babel: ahora todos pueden salir a predicar y comprender el mensaje de Jesús. Hoy, el Espíritu Santo nos mueve a comunicar la fe en una lengua que todos pueden entender: el testimonio del amor, de las buenas obras según el evangelio. Para la Iglesia, Pentecostés significa renovación, sorpresa, comunicación, realidades nuevas, decisión.
Para los que se presentan a la Confirmación debe significar esto mismo. El Espíritu nos anima a vivir siempre entusiasmados y audaces.
Los adolescentes emprenden poco a poco su camino en la vida y la Confirmación es Fe, Fuerza, Espíritu y Esperanza, que renueva el Bautismo. No hay mejor herramienta para poner en sus manos, con ella se construyen comunidades, desde las más sencillas como la Familia hasta movimientos que cambian el mundo entero.
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN EN LA PARROQUIA DE SAN JUAN DE LA CRUZ:
La preparación de este sacramento se hace durante los años de la adolescencia de los jóvenes, dedicamos tres años a ello, coincidiendo con los cursos de 2º, 3º y 4º de la ESO, curso este último en el que se recibe el Sacramento.
Nos reunimos los viernes por la tarde, primero en un rato de oración común, para luego, en grupos más reducidos, tener un momento de exposición, conversación, discusión y reconocimiento de Fe, moral y ética y valores de Cristo.
También se plantean actividades extraordinarias con la intención de ampliar la comunidad y fortalecer relaciones, como pueden ser convivencias, retiros, marchas, etc.dentro de la parroquia, junto con otras planteadas por la diócesis.
El objetivo principal que nos marcamos es la integración plena de los jóvenes en la Iglesia. Que sientan la comunidad con sus bendiciones y también con sus deberes que son bien para todos. Y de esto surgen otros objetivos también fundamentales, dotar de contenido y fondo, ideas muchas veces repetidas y en ocasiones poco reflexionadas, luchar contra la idea individualista de la vida, la desatención del otro y el refugio ante los problemas en cosas vacías,  valorar sus decisiones y plantearse sus consecuencias, explicar el camino de la felicidad claramente marcado en el Evangelio como encuentro con Dios.
Utilizamos como guía los libros del proyecto: ‘Secretariados de Catequesis de Galicia’, que nos sirven para tener un guión de temas, aunque estamos abiertos a la realidad y actualidad que, a veces, marcan temas de debate necesarios.
Los catequistas somos gente vinculada a la parroquia, de corazón joven, y consideramos un honor y una gran responsabilidad acompañar y guiar el camino que estos adolescentes han emprendido. Sólo pedimos compromiso con el horario y las actividades.