Volver a Grupos

Curso Prebautismal

PREPARACIÓN AL SACRAMENTO DEL BAUTISMO

Las parroquias de San Juan de Cruz, San Antonio de Padua, Mª Auxiliadora y Santa María Micaela, de Guadalajara, hemos apostado por formar una comunidad cristiana, viva, fraterna, que piense, sienta, celebre y viva la fe con espíritu de unidad y comunión, que anuncia el evangelio con un nuevo estilo pastoral.

Llevamos ya tres o cuatro años programando acciones comunes, y para este curso 2017-2018 una de esas actividades es la PREPARACIÓN BAUTISMAL. Con cuatro encuentros:

  • Un encuentro de acogida. En cada parroquia. Es el momento de acercarse a solicitar el Sacramento del Bautismo.
  • Dos encuentros comunes, (para padres y padrinos).

Con los temas JESUCRISTO Y LA IGLESIA,  con el siguiente calendario:

  1. Octubre: 3 y 5 en Santa María Micaela.
  2. Noviembre: 7 y 8 en María Auxiliadora.
  3. Febrero: 6 y 7 en San Antonio de Padua.
  4. Marzo: 6 y 7 en San Juan de la Cruz.
  5. Abril: 3 y 4 en Santa María Micaela.
  6. Mayo: 2 y 3 en María Auxiliadora.
  7. Junio: 5 y 6 en San Antonio de Padua.
  8. Julio: 3 y 4 en San Juan de la Cruz.
  • Un último encuentro en la parroquia.

El Horario de estos encuentros será de 19:00 a 20:00 horas entre los meses de octubre y marzo y de 20:00 a 21:00 horas entre los meses de abril y julio.

También realizamos la presentación de los niños bautizados a la virgen en la parroquia María Auxiliadora el sábado 7 de abril.

PRESENTACIÓN A LA VIRGEN MARÍA – 7 ABRIL 2018

El pasado 7 de abril, las parroquias de San Juan de Cruz, San Antonio de Padua, Mª Auxiliadora y Santa María Micaela, de Guadalajara, organizaron un acto de presentación a la Virgen María para los niños y niñas bautizadas a lo largo del curso 2017-2018.

El encuentro tuvo lugar en la parroquia de María Auxiliadora. Las familias, acogidas por los sacerdotes de las parroquias, realizaron una procesión de entrada a la Iglesia, participaron de una celebración de la Palabra donde se leyó el Evangelio, se recordó la importancia del Bautismo y se realizó la oración de los fieles. Seguidamente se procedió a presentar a los pequeños a la Virgen María. Cada uno de los niños recién bautizados fue pasando ante la imagen de la Virgen, donde además se les impuso un pin y besaron la medalla. Terminado el acto, todos se reunieron a compartir con alegría una merienda en los salones de la parroquia. Fue un acto de acción de gracias, de celebración del bautismo y de petición a María, para que proteja, bendiga y guíe a las familias, como madre de la Iglesia.